«Estos intentos de ocupación reflejan la desesperación por acceder a un espacio donde vivir», dijo Sánchez

Actualidad 25 de agosto de 2021 Por Portal de noticias
La Secretaria de Gobierno de Esquel, a cargo de Intendencia, Mariela Sánchez Uribe, se refirió al intento de usurpación de viviendas en Valle Chico por parte de tres mujeres con niños.
Mariela-Sanchez-Uribe

Señaló que «estos intentos de ocupación reflejan la desesperación de muchos por acceder a un espacio donde vivir. Porque les es imposible acceder a un alquiler» dijo la funcionaria, agregando que «realmente la posibilidad de reubicar a estas familias o dar una solución a su problema habitacional es muy difícil ya que son muchas las familias con este problema en Esquel, hay un crecimiento de esta problemática que es mayor a la posibilidad de proyectar nuevos loteos», apuntó.

Consideró además que la pandemia agravó la situación laboral y económica de muchas familias, muchas que se les hace imposible afrontar el pago de un alquiler o cumplir con los requisitos para poder alquilar. La situación es compleja y la posibilidad de acceso a una vivienda del IPV también se hace más difícil», indicó.

En cuanto al intento de usurpación, comentó que la información la recibió del 2ø jefe de la Comisario Segunda. «El 17 de agosto nos reunimos con la delegada del IPV Esquel, Marisa De Luca, para conocer los tiempos de entrega de las viviendas en Valle Chico. Nos mencionó las dificultades existentes y la imposibilidad de entrega por la veda electoral por lo que la entrega sería después del 12 de septiembre. Nos informó sobre los inscriptos en el padrón del IPV, unas 2.970 personas y las viviendas a entregar son 108 o sea muy pocas para la demanda existente», subrayó Sánchez.

Sobre el episodio del lunes por la noche, Sánchez relató que «nos encontramos con tres mujeres con sus hijos que intentaban ocupar distintas viviendas en Valle Chico. La Policía conversó con estas personas. Le planteamos firmar un acta para que dejen el lugar y dos de las mujeres firmaron este acuerdo con el IPV. Había una joven mamá con tres nenes, que actualmente ocupa un espacio municipal al lado de la sede vecinal del barrio Lennart Englund. Ella nos planteó la posibilidad de quedarse definitivamente en ese lugar y se le explicó que hay proyectos sobre ese espacio. Angustiada nos decía que había tenido muchas promesas, pero no soluciones».

«Le señalamos que nosotros tampoco podíamos prometerle o darle alguna garantía de manera inmediata, porque no teníamos la solución. Hicimos un acta acuerdo donde consta que podrá permanecer en la sede vecinal hasta solucionar su situación. Nos juntaremos en estos días con esta vecina para conocer más sobre la instancia que atraviesa».

TRABAJO CON TIERRAS FISCALES

Por otro lado, Sánchez resaltó que el trabajo que se realiza con el área de Tierras Fiscales de la municipalidad, «para ordenar la disponibilidad de tierras, las ocupaciones en vías de urbanización y los proyectos de futuras urbanizaciones. Pedimos a los vecinos no ocupar estos espacios porque una de las condiciones para conseguir financiamiento para urbanizar es que los espacios estén sin ocupación», explicó.

«Hay un caso de ocupación en barrio Ceferino donde no se pudo acceder a financiamiento para urbanizar porque había viviendas en el lugar» ejemplificó, agregando que «la sensación es que el problema avanza tan rápido, que casi es imposible proyectar. Hoy el IPV tiene 72 casas terminadas, más las 36 que están finalizando. Son un total de 108 viviendas, pero la cantidad de familias anotadas son 3.000, muchas con años de espera». 

Te puede interesar