El rebote del petróleo podría precipitar un aumento de los combustibles

Petroleo 05 de agosto de 2020 Por Portal de noticias
El precio del Brent superó este martes los 45 dólares. Si se mantiene así 10 días, el barril criollo quedará sin efecto. Nielsen habló de un retraso “muy significativo” en el precio de los combustibles.
fotopre12961

El gobierno evalúa autorizar una suba en el precio de los combustibles, presionado por el alza que viene registrando la cotización internacional del crudo. «El atraso en los precios de los combustibles es muy significativo», aseguró esta mañana el presidente de YPF, Guillermo Nielsen, anticipando lo que podría venir.

EconoJournal publicó hace 15 días que existía un pedido concreto de Sergio Affronti, CEO de la petrolera controlada por el Estado, para mover los precios en el surtidor.

En ese nuevo escenario las productoras podrían reclamar un mayor precio en el mercado interno y si no se lo convalidan incrementar aún más las exportaciones, aprovechando que en la actualidad no hay derechos de exportación para la venta de crudo al exterior.

Aumento en agenda

El gobierno podría remediar el impacto de la suba internacional del crudo con el restablecimiento de las retenciones, pero entonces disminuirían los incentivos para invertir. “Hay algo peor que la nafta cara, que es que no haya nafta. Se necesitan inversiones todos los años para seguir abasteciendo el mercado de gas y de petróleo”, aseguró Nielsen en Radio 10 este miércoles.

A diferencia de lo que ocurrió a fines de diciembre, cuando Nielsen buscó aplicar un aumento y luego tuvo que frenarlo por presiones del propio gobierno, en esta ocasión es difícil creer que haya decidido cortarse solo con sus declaraciones, dado que en aquella ocasión pagó un costo político alto por no validar el intento por sectores del gobierno alineados con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Los combustibles permanecen congelados desde diciembre y la posibilidad de autorizar un ajuste viene siendo discutida dentro del gobierno desde hace varias semanas. El CEO de YPF, Sergio Affronti, le pidió al presidente Alberto Fernández, que evaluara la posibilidad de autorizar un ajuste y el tema está siendo analizando por el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El propio presidente Alberto Fernández reconoció que la situación se está analizando en una entrevista con C5N. «Por ahora están congeladas pero ahí tenemos un problema que estamos hablando con YPF pero las tarifas eléctricas y de gas hasta fin de año no van a tener cambios”, remarcó el martes. Lo que más le preocupa al gobierno es cuál es el impacto que podría provocar una suba del gasoil en la estructura de costos de la economía.

En el gobierno tienen claro que no va a ser posible autorizar un aumento que iguale la paridad de exportación. Si se consolida un Brent de 45 dólares, la exportación le dejaría al productor, una vez descontados los gastos, unos 41 dólares por barril. Para igualar ese valor, sería necesario ajustar los precios en el surtidor entre 7 y 8 por ciento. La industria sabe que no va a conseguir ese ajuste, pero al menos quiere que se fije un sendero de recomposición gradual de precios.

 

Fuente: Ecojournal

Te puede interesar